Con el curso cerrado, disponiendo de tiempo para descansar, para parar y revisar lo vivido, nos sentimos agradecidos. Agradecidos a esas miradas llenas de curiosidad, a esas manos que buscan, a esas palabras llenas de alegría y entusiasmo. Estamos muy agradecidos a la confianza y el cariño regalados. Agradecidos a todos los nuevos participantes en esta gran aventura. Le agradecemos al tiempo y a las situaciones que nos han hecho crecer y reafirmarnos en este proyecto. Estamos muy agradecidos.

Preparando el curso que viene. Mimando y acogiendo cada nuevo nombre, alegrándonos por los que ya conocemos. Curando alguna herida de las salas y preparando nuevas zonas. Y siempre con el mismo objetivo, centrándonos en ellos, intentando escuchar lo que no se puede oír, ayudando a poner palabras a lo que no se puede decir, observando cómo se construye el pensamiento.

Publicado: 30 de Junio de 2017